Como protegernos del Fraude en Internet


Es indudable el significativo espacio que ocupa internet en la vida moderna, el uso de la red de redes, como suele llamársele, ha invadido cada rincón de nuestras vidas, hasta lo insaciable, es más si no tienes un correo electrónico y no accedes a internet estas rezagándote respecto a los demás o simplemente estas dejando de utilizar servicios que pueden facilitarte la vida.

El banco, cuando gestionas una cuenta de ahorros lo primero que te solicitan es una cuenta de correo si la tienes claro, de manera general podrás hacer tus transacciones desde casa, previa autorización del servicio en el banco. Si quieres hacer un trabajo para tu hijo, la via más práctica: internet, si quieres socializar: que más socializable que una red social; si compras un nuevo smartphone, es muy probable que tenga todos esos servicios mencionados anteriormente incluidos, en fin, como dicen los teóricos, el aumento de la información debe crear una tendencia al caos de la propia información, por todo ello surgen una serie de inconvenientes, como el fraude en internet claro está, desde el propio nacimiento de la sociedad el fraude es a todas luces un fenómeno propio de los humanos, el robo, el engaño, la malversación, etc. Internet es un medio propicio para ello, existen muchos detrás de un ordenador con bastos conocimientos y con herramientas y no muy buenas intenciones.
Bueno pues recientemente Viruslist y Kaspersky han publicado algunas técnicas y reglas a seguir y que podemos hacer en cada caso, algo así como para no perdérnoslo, no solo socialicemos en internet, aprendamos a utilizarlo sin que tengamos que pasar por momentos difíciles.

De manera general un buen comportamiento puede implicar seguir determinadas reglas, que te recomendamos grandemente:
  • Utiliza un programa antivirus :
    los modernos programas antivirus se actualizan regularmente y ofrecen una eficaz protección contra las amenazas que circulan en Internet.
  • Descarga regularmente las actualizaciones de tus programas:
    las actualizaciones de tus programas contienen reparaciones para vulnerabilidades que los ciberdelincuentes podrían aprovechar.
  • Nunca des tu información personal en espacios accesibles:
    los datos que des en Internet son interceptados por robots y transmitidos a los ciberdelincuentes que enseguida los usan, por ejemplo, para enviar mensajes spam desde tu propia dirección.
  • Nunca descargues nada desde sitios desconocidos:
    Existen muchas probabilidades que el programa, el libro o la película que descargues traigan consigo programas maliciosos.
  • Nunca actives los enlaces incorporados en un mensaje:
    estos enlaces suelen conducir a sitios falsos o infectados con programas maliciosos.
  • Nunca abras los adjuntos en los mensajes si no conoces al remitente
    Es muy probable que un adjunto contenga un programa malicioso (incluso en un simple documento de Word).
  • Nunca optes por « dar de baja la suscripción » de un mensaje spam, menos aun si el mensaje incluye la opción de un enlace para ello:
    conseguirás el efecto contrario porque en vez de deshacerte de mensajes no deseados, estarás aumentando su volumen. Te expones a dos riesgos. Primero, que tu dirección de correo electrónico alimente una base de datos de personas que, como tú, ya cayeron en la trampa, y que en un futuro serán blanco de numerosos mensajes spam. Segundo, si activas el enlace de la supuesta « baja de suscripción », te conducirán a un sitio infectado que instalará programas maliciosos en tu ordenador.
  • Desconfía de las ofertas tentadoras, sobre todo si ofrecen dinero fácil:
    Se trata de tácticas creadas para robarte tu dinero o llevarte a realizar acciones ilegales por las que corres el riesgo de terminar en prisión. 
Lee el articulo en Viruslist
Publicar un comentario